Diseña tu régimen

… y no estamos hablando de dieta…

De lo que te estoy hablando es de tu hair regimen, o rutina de cuidados para tu cabello afro, que se trata de las prácticas que llevas a cabo sobre tu cabello para cuidar de él, y mantenerlo sano y en buen estado.

El programa de cuidados para el cabello afro suele tener cinco pasos. Eso sí, debes saber que el hair regimen no es algo estático, sino que puede ir variando en función de las necesidades de tu cabello en cada momento. Pero, aparte de esto, veamos, en líneas generales, de qué partes consta un hair regimen:

1. Limpieza

La limpieza es importante en cuanto que elimina la suciedad del cabello, el sebo, y la acumulación de residuos en el cabello a causa de los productos utilizados. Otro de los propósitos de la limpieza es retirar las células muertas del cuero cabelludo.

Por lo general, cuando pensamos en limpiar el cabello, pensamos en el uso del champú en el cabello, aunque también hay otros métodos, como pueden ser el co-wash -que consiste en lavar el cabello tan solo con acondicionador-, o los enjuagues a base de hierbas -manzanilla, cola de caballo, lavanda, menta, etc.- con vinagre de manzana o bicarbonato.

2. Acondicionamiento

El objetivo de esta parte del régimen es mejorar la textura y la apariencia del cabello, por lo general después de haber lavado el cabello. Además, por lo general, como lo que se suele usar para lavar el cabello es champú, conviene volver a suavizar el cabello, ya que los alcoholes que suelen contener la mayoría de champús, resecan el cabello y eliminan los aceites naturales que éste produce.

Las formas más comunes de acondicionamiento, o mascarillas, suelen ser los tratamientos leave-in, para dejar en el cabello, los tratamientos ayurvédicos, los tratamientos de henna, los tratamientos con aceites o los enjuagues de plantas.

3. Hidratación

La hidratación repone la humedad que el cabello pierde en el día a día; este paso previene la sequedad del cabello y la rotura.

Por lo general, para hidratar el cabello se suele usar algún producto con base de agua, para hidratar, y posteriormente, un producto con base de aceite para sellar y mantener la hidratación del cabello. Si no quieres gastar dinero comprando productos, puedes usar agua destilada (que no es tan dura al tener menos cal) dentro de un frasco con vaporizador, y sellar con un aceite natural (almendas, jojoba, argán, etc…).

4. Peinado

El peinado o estilismo del cabello, además de atender a una cuestión más puramente estética, también deviene un estilo de protección para evitar la rotura del cabello. Aquí es donde puedes desplegar toda tu imaginación gracias a la versatilidad de tu cabello afro, y puedes probar estilos muy diferentes: trenzas, twists, cornrows, bantu knots,  moños, flat twists, etc.

5. Protección

Proteger el cabello implica aplicar medidas para contrarrestar el desgaste que sufre el cabello en el día a día, por la exposición al sol, al aire, a la fricción con las telas de la cama por la noche, etc.

Entre las medidas de protección que puedes aplicar en tu cabello y puedes adoptar, están utilizar productos con protección UV para tu cabello, usar peinados de baja manipulación que impliquen no peinar el cabello cada día, usar por la noche un gorro o funda de almohada de seda o satén…

Éstos son los cinco pasos que comprende un programa de cuidados del cabello. Ahora que ya las conoces, ¿te animas a diseñar tu propio hair regimen?

join the conversation

*